10/06/2016

LA ECONOMÍA ILEGAL Y LA FORMACIÓN DE PRECIOS DE LA COCAÍNA EN EL MERCADO INTERNACIONAL

La distribución de la tierra ya no es suficiente (A propósito del estudio: Segunda Reforma Agraria. Una historia que incomoda)

BAJEMOS PRECIOS AL CONSUMIDOR Y MEJOREMOS PRECIOS AL AGRICULTOR Y CAMPESINO A TRAVES DE LA MEJOR INFORMACION DE MERCADO

BAJEMOS PRECIOS AL CONSUMIDOR Y MEJOREMOS PRECIOS AL AGRICULTOR Y CAMPESINO A TRAVES DE LA MEJOR INFORMACION DE MERCADO

La distribución de la tierra ya no es suficiente (A propósito del estudio: Segunda Reforma Agraria. Una historia que incomoda)

10/05/2016

LA ECONOMÍA ILEGAL Y LA FORMACIÓN DE PRECIOS DE LA COCAÍNA EN EL MERCADO INTERNACIONAL

2/02/2016

CENES: ANUNCIA LA PRÓXIMA APARICIÓN DE TRES LIBROS DE MANUEL LAJO

CONTRA LA BARBARIE 1995 -2016




SUMARIO
I.- PARTE:
EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA BAJO LA DICTADURA FUJIMORISTA.

II.- PARTE:
ARTÍCULOS CONTRA LA BARBARIE ECONÓMICA Y POLÍTICA: 1995-2015.

III.- PARTE:
DENUNCIA CONSTITUCIONAL Y PENAL CONTRA LOS AUTORES DE LOS FRAUDES CON QUE SE IMPUSO LA CONSTITUCIÓN DE 1993.

IV.- PARTE:
APRENDIENDO A VENCER A UNA DICTADURA CORRUPTA: VICTORIA NACIONAL E INTERNACIONAL CONTRA UNA PERSECUCIÓN, DESAGRAVIO O REPARACIÓN MORAL EN EL PLENO DEL 13 JULIO 2006 Y DEMANDA AUN PENDIENTE  DE INDEMNIZACIÓN.




CONTRA LA BARBARIE
¿CÓMO RECUPERAR EL ESTADO PERUANO PARA LA DEMOCRACIA?

Lucha y victoria contra la corrupción en:
El Congreso
El Poder Judicial
El Tribunal Constitucional
Los Poderes Mediáticos

En el Perú, bajo la Constitución impuesta mediante Golpe (1992) y fraude (1993) por la organización criminal de Fujimori-Montesinos dos persecuciones políticas –cuyos autores principales permanecen en su mayoría impunes- pusieron en evidencia el atropello (encubierto tras formalismos) al Estado de Derecho que era la esencia de esa dictadura:

1.   El Congreso fue convertido en Tribunal que usurpando la función del Poder Judicial fabricó procesos, sancionó con destitución y despojo de todos sus derechos a tres Magistrados del Tribunal Constitucional que se habían negado a avalar la reelección de Fujimori y a un Congresista que no se calló ante el fraude.
2.   El Congreso obligó al Vocal y Fiscal Supremos a abrir juicio “penal” contra un Congresista sometiendo al Poder Judicial al Congreso, poniendo en evidencia el carácter autocrático de la Constitución fujimorista (Art. 100).
3.   El Congreso despojó de su cargo a un Congresista y lo privó de su inmunidad sin contar con mayoría calificada sancionándolo por imputación de delito antes de juicio.

Es libro contiene los documentos principales, los debates, la noticias, las sentencias y documentos finales y un análisis de cómo la mafia usó al Estado Criollo y los medios de comunicación comprados por Montesinos y Fujimori para difamar, desacreditar y despojar de su cargos a los opositores que nunca se rindieron ni se pusieron de perfil frente al abuso y la corrupción durante el Fujimorato: se trata de los Magistrados del Tribunal Constitucional Manuel Aguirre Roca, Guillermo Rey Terry, Delia Revoredo Marsano y del Congresista Manuel Lajo, despojados de sus cargos en represalia por no someterse sino combatir el intento de reelección y el fraude de la dictadura de Fujimori/Montesinos.

Manuel Lajo fue difamado desde Noviembre 1998 y despojado de su cargo en 1999, con descerraje de su oficina y secuestro de su documentación. Al ser absuelto cuatro años después (luego de largos años de tortura judicial) mediante una sentencia que reconoce que todo fue una persecución política, con 70 Congresistas que lo apoyaron logró otra sentencia del tribunal Constitucional que ordenó al Congreso modificar la Constitución y el Reglamento del Congreso para que en futuro no se cometan abusos tan gigantescos como los realizados contra Manuel Lajo.

Sin embargo, transcurridos 13 años desde entonces y pese a 4 Decisiones del Comité de Derechos Humanos de la Unión Interparlamentaria Mundial el Congreso se demora en cumplir la ley. Devolviéndole sus derechos, desagraviando e indemnizando por el gigantesco daño causado a Manuel Lajo y al CENES por los mecanismos mafiosos y corruptos aun no desmontados en el Congreso y el Estado criollo peruano.

Hace 15 años entregué a Valentín Paniagua, Carlos Ferrero y al diario La República el ensayo “Cómo Recuperar el Congreso para la Democracia”. Nunca fue publicada y no sé si sirvió a Paniagua y Ferrero, que dirigieron la lucha anticorrupción en los años siguientes.

“Cómo Des envilecer el  Congreso” es la continuación de ese ensayo y significa que no logró recuperar el Congreso sino que sigue siendo una institución muy poco democrática y sigue corrupta.

El ensayo de hace una década y media tenía 4 capítulos que mostraban
·         Cómo la lucha anticorrupción había sido convertida en instrumento de la red mafiosa para expulsar del Estado y desprestigiar a los que luchábamos contra sus fechorías: los Magistrados del Tribunal Constitucional Aguirre Roca, Rey Terry y Delia Revoredo y los Congresistas como Beatriz Merino o el suscrito, que nunca nos rendimos al asedio oficialista y sus aliados corruptos en la oposición
·         Cómo habían transformado el sistema de remuneraciones y gastos operativos en un mecanismo de prebendas –en su conjunto llegaban a pagar 10 mil dólares mensuales a cada Congresistas- para intentar corromper a todos los parlamentarios de modo que no fiscalicen ni combatan la corrupción generalizada
·         Cómo habían convertido los viajes internacionales (“turismo parlamentario”) en un sistema de premio y castigo para someter a los Congresistas a los intereses del oficialismo corrupto
·         Cómo habían multiplicado innecesariamente las comisiones y otras instancias para aumentar los cargos burocráticos que se podían distribuir entre los Congresistas pero no aseguraban ni la legislación ni la fiscalización correctas. El Congreso fue convertido –y aún lo es- en una parte de la ubre estatal ordeñada por argollas con acceso a tales mecanismos.

Este análisis fue elaborado en Noviembre y Diciembre del 2000, tras una denodada lucha para derribar a la dictadura de Fujimori y Montesinos mostrando los fraudes electorales que explicaban su control de todos los poderes y la política económica a favor de los monopolios (combate que ocupó mis 5 años de Congresista entre Julio 1995 y Julio 2000).

El análisis sirvió también para evitar desde Noviembre 1998 mi liquidación moral y material mediante una campaña psicosocial de destrucción de imagen y un “juicio penal” que me abrió la dictadura para despojarme ilegalmente de mi cargo de Congresista.

Apenas huyó al Japón entregué ese ensayo a Valentín Paniagua, la víspera de ser elegido Presidente de la República; a Carlos Ferrero, la víspera de ser elegido Presidente del Congreso, y a la República (Gustavo Mohme Seminario) esperando publicará el ensayo.

Mi opinión es que durante la década  y media la lucha anticorrupción  y hacia la transición a la democracia tuvo dos etapas:

1.   Una con voluntad bastante radical pero aún con precarios instrumentos legales presidida  por Valentín Paniagua, Javier Pérez de Cuellar y Carlos Ferrero desde Diciembre 2000 (caída de Fujimori) hasta Julio 2001 (toma de mando por Alejandro Toledo) y otra
2.   Durante el Gobierno de Toledo (Julio 2001-Julio 2006) en que fue perdiendo fuerza y dejó –por cuoteo partidario que primó sobre la acción contra la mafia, corrupción en la lucha anticorrupción y recuperación de la capacidad corruptora del Estado criollo, especialmente el Poder Judicial y el Congreso- que una parte de la mafia fujimontesinista se reciclara como “movimiento político” y lograra asociarse parcialmente con el Gobierno de Alan García, buscando recuperar una mayor cuota de poder.

Pero concentremos la atención en el actual Congreso (1990-2000).

LA DICTADURA HA COMPRADO AL CONGRESO PARA SOMETERLO A SU VOLUNTAD

El mundo y el país contemplan con espanto la descomposición de la dictadura peruana en su intento cerril de prolongar su control del estado, es un alarde increíble de cinismo. Pero desmontar el tinglado de instituciones estatales corruptas y corruptoras debe hacerse con decisión y rigor. Construir el Estado democrático de la nación peruana requiere ir al fondo de los problemas para resolverlos y no entrar en complicidad con los vicios que se deben superar.

Este informe revela cómo el Fujimorato ha convertido al Congreso en un instrumento para someter a todo el Estado a los intereses de la cúpula golpista de Abril 92.

Muestra cómo para buscar convertirlos en cómplices de todo atropello Fujimori y su cúpula golpista han establecido diversos mecanismos, mezcla de privilegio y amenaza para obtener una conducta favorable. Tal vez el menos conocido con precisión es cómo se ha aumentado los pagos directos e indirectos hasta llegar a que cada uno de los 120 congresistas obtenga como ingresos o gaste cerca de un millón y cuarto de dólares en el quinquenio si es oficialista y más de 900 mil dólares si es opositor. Estos ingresos, desmesurados en un país de indigencia generalizada, y sobre todo ausentes de evaluación y fiscalización por los ciudadanos que eligen o por partidos que no existen aún como organizaciones democráticas, en muchos congresistas no sólo altera la identificación necesaria con la mayoría del pueblo pobre y desempleado sino que facilita que los intereses de minorías privilegiadas y de sus lobbies se impongan en el trabajo legislativos.

PRECIOS JUSTOS


SUMARIO

PRÓLOGO

INTRODUCCIÓN

METODOLOGÍA

a) Cálculo  de márgenes para estimar ganancias normales y no extraordinarias

b) Limitaciones y fortaleza de un estudio basado en la información oficial de precios

Capítulo 1

MONOPOLIOS Y DEPENDENCIA ALIMENTARIA:

Principales protagonistas de la Inflación

Capítulo 2

DESMANTELAMIENTO DE LOS SISTEMAS ARANCELARIO Y DE ESTABILIZACIÓN DE PRECIOS

en época de gran volatilidad de precios internacionales

Capítulo 3

REDUCCIÓN DE LA RECAUDACIÓN FISCAL

por eliminación de aranceles y sus beneficiarios

Capítulo 4

LAS ALZAS INTERNACIONALES DE PRECIOS DE ALIMENTOS y la urgencia en el Perú de un diagnóstico Integral y una estrategia no solo cortoplacista

Capítulo 5

ESTRUCTURA DE LOS MERCADOS Y EVOLUCIÓN DE PRECIOS AGROALIMENTARIOS en las principales cadenas

TRIGO, HARINA, PAN Y FIDEOS: LO BARATO CUESTA CARO
  
         PAN
         FIDEOS
         HARINA PARA PANADERÍA
         MOLINERÍA DE TRIGO 

ACEITE COMESTIBLE: SILENCIOSA DEPENDENCIA

         ACEITES  VEGETALES
         MANTECA, MARGARINA 
         DERIVADOS DE ACEITES DE SOYA,  PALMA, ALGODÓN Y OTROS 

MAÍZ DURO, POLLO Y HUEVOS: ¿CUANTO LE CUESTA AL PERÚ SER EL PAÍS DEL POLLO A LA BRASA?

         MAÍZ NACIONAL E IMPORTADO
         INDUSTRIA AVÍCOLA 

LECHE: ¿PERÚ ESTA CONSOLIDADO COMO EL PAÍS DE LA LECHE  EVAPORADA ENLATADA?

·         FRESCA E IMPORTADA
         EVAPORADA
         PASTEURIZADA
         UHT 

ALGODÓN: DE PRIMER PRODUCTO PERUANO DE EXPORTACIÓN HASTA ACTUAL DEPENDENCIA DE INDUSTRIA TEXTIL DE MAQUILA

          NACIONAL E IMPORTADO 
          EN RAMA
          RELACIÓN CON INDUSTRIA TEXTIL 

ARROZ: PRINCIPAL DEFENSA ANTE LA COMPETENCIA DESLEAL DE GRANOS SUBSIDIADOS

         NACIONAL E IMPORTADO 
         CASCARA
          PILADO 

AZÚCAR: RESURGIMIENTO NO REQUIERE MONOPOLIO NI MEGA LATIFUNDIO. ENIGMA DEL  BIOCOMBUSTIBLE

         NACIONAL E IMPORTADA
         BLANCA
         RUBIA
         MAYORISTA Y CONSUMIDOR 

OTROS PRODUCTOS 

(INTRODUCCIÓN)

         CEBADA MALTA
         LENTEJA
         CARNE VACUNO
         ARVEJA

Capítulo 6

COMPORTAMIENTO DEL OLIGOPOLIO ANTE LAS ALZAS DE INSUMOS ALIMENTICIOS IMPORTADOS y propuesta de una Política Anti inflacionaria Integral bajo estas condiciones

ANEXOS

EL PUNTO DE VISTA DE LAS CORPORACIONES DE LA INDUSTRIA IMPORTADORA Y PROCESADORA DE ALIMENTOS. 

I. ENTREVISTA A LESLIE PIERCE DIEZ CANSECO, GERENTE GENERAL DE ALICORP.
El Comercio, Lima, 18 de Febrero de 2009

II. MEMORIA ANUAL ALICORP DEL AÑO 2009 (extractos sobre su situación económica –financiera después de las rebajas arancelarias)

III. PLENO DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA, viernes 30 de octubre, 2009. Extracto: ANTE EL PLENO DEL CONGRESO, EL MINISTRO DE ECONOMIA LUIS CARRANZA PRETENDIÓ JUSTIFICAR LAS CONTRADICCIONES DE LA REFORMA ARANCELARIA (Y UN COMENTARIO CRITICO DEL AUTOR) 

APÉNDICE:

FORMACIÓN DE PRECIOS Y MONOPOLIOS 

COMPORTAMIENTO DE PRECIOS Y MÁRGENES EN COMBUSTIBLES, SERVICIOS PÚBLICOS Y MEDICINAS ANTES Y 25 AÑOS DESPUÉS DE LA HIPERINFLACIÓN Y EL FUJISHOCK 

BIBLIOGRAFÍA

PRÓLOGO



El objetivo de este libro es entregar a los peruanos y peruanas - los 31 millones de demandantes y muchos de ellos oferentes en el mercado de alimentos - instrumentos muy sencillos de información y análisis que permitan actuar o defenderse en ese mercado cotidiano o frecuente, actuar con eficacia entendiendo cómo es y funciona y avanzar hacia un mercado de competencia, es decir, participar en la construcción de un mercado genuinamente libre, en que todos ganemos bienestar. 

Si ello se logra el crecimiento actual será mayor y más equilibrado regionalmente y con una mejor distribución social del ingreso generado en este circuito que llamamos sistema agroalimentario. No solo se lograría más crecimiento sino desarrollo: menores precios al consumidor, mayores al productor agrario, márgenes normales y no abusivos en el proceso de  formación de precios y una nueva industrialización integrada verticalmente con el agro nacional y no tanto con las importaciones de aquellos alimentos o sustitutos  que podrían producirse aquí con ventaja comparativa. Este libro sostiene -como varios anteriores[1]- que el agro no se desarrolla porque la agroindustria concentrada y subsidiada no se lo permite. Que se han creado condiciones desfavorables para la producción agraria, lo que es finalmente no un problema técnico sino de poder. Vamos a trabajar a los alimentos tanto como insumos o materias primas  o bien como productos para consumo final.

Lo anterior es un objetivo de cualquier buen liberal pero en nuestro país esta propuesta puede ser considerada “extremista” ya que hoy prima una estructura tan concentrada u oligopólica y se dan tan gigantescas distorsiones (p.e. precios falseados por enormes y múltiples subsidios en el mercado interno) como las grandes o peores que rigen en el mercado alimentario mundial. Estas distorsiones o anomalías se trasladan desde hace mucho tiempo al Perú conformando un mercado de veras deforme e insólito en muchos aspectos.

Culminado a fines del año 2013 e inicios de los 14, aún bajo la volatilidad de precios de alimentos y petróleo como parte de la crisis y recesión mundial del 2008-2009, esta investigación presenta una descripción de algunos de los principales factores que determinan la formación de precios al consumidor final y al productor agropecuario en siete de las principales cadenas o complejos agro-alimentarios y agro industriales del Perú:

·        Pan, harina, fideos y derivados de molinería de trigo,
·        aceite comestible, manteca e industria oleaginosa,
·        pollo y todo el complejo avícola,
·        lácteos,
·        algodón,
·        arroz y
·        azúcar.

No deja de aludir a todos los demás alimentos de la canasta y a los demás productos agropecuarios como los de exportación tradicional y no tradicional y también la producción de coca, de la que el Perú es el principal productor mundial desde hace pocos años.

Deberíamos complementar este estudio con los alimentos (incluido pescado) que se consumen frescos o no necesitan mayor procesamiento industrial (hortalizas, legumbres, tubérculos, frutas) y que suelen mostrar a menudo un margen insólitamente alto entre el precio al productor, precio al mayorista y precio minorista. Pero nuestro centro de atención son los siete complejos con mayor gravitación en el sistema económico y que paradojalmente están muy descuidados en el debate público.

Aquí sostenemos que muchos de los problemas de la economía, la sociedad y la política peruana se resolverían con el desmontaje –aunque sea gradual pero firme- de los mecanismos de tipo monopólico que imperan en estos mercados y con la liberación del abastecimiento de alimentos básicos respecto de los mecanismos más nocivos del sistema agro alimentario mundial (subsidios, dumping y competencia desleal) frente a los cuales la población peruana no ha sido ni es defendida por el Estado criollo actual. Más bien el Estado -por igual proteccionista e intervencionista, neoliberal o falsamente regulatorio- ha sido impulsor o cómplice de conductas bárbaras[2] e irracionales que han llevado a la pobreza de más de un tercio de la población peruana. 

Este libro presenta detalles de la grave y creciente vulnerabilidad del Perú frente a la dependencia de importaciones en alimentos básicos que consume la población y reitera y actualiza las propuestas de cambio que hacemos desde nuestros libros de los años 80, como “Precios Subsidios y Monopolios” (Fundación Ebert, 1985). Nos gustaría incluir en otro trabajo una síntesis de nuestros estudios, propuestas y acciones en torno a los precios de los combustibles, tarifas de servicios públicos –en su mayoría privatizados- y medicinas de marca y genéricos. Más aún: nos gustaría difundir las investigaciones, propuestas de política económica y proyectos de ley  sobre precios relativos y precios básicos de la economía peruana (precios de la canasta de consumo y combustibles, tipo de cambio, tasa de interés, remuneraciones, tributación) que venimos haciendo desde los años 70 y en el Congreso de la República desde 1995. Elaboramos Presupuestos Alternativos y Cartas de Intención distintas frente al FMI e interpelamos a los ministros de economía por sus graves errores. Muchas de nuestras propuestas están publicadas en NUEVA ECONOMÍA, revista bimensual del CENES 1993-2004. Son hoy más vigentes que nunca.

Hasta hace unas semanas la conclusión y principal recomendación de este estudio era terminante porque la rebaja de aranceles a la importación de materias primas alimenticias en un contexto de caída de sus precios en el mercado mundial mostraba un aumento descomunal de los márgenes históricos o “normales” entre lo que le costaba a la industria la materia prima importada y el precio al que vendía el alimento procesado al consumidor. Nuestra receta era simple: o se reponían los aranceles y franjas de precios para que los agricultores y campesinos peruanos recuperen su competitividad y precios en chacra frente a las importaciones de productos subsidiados muy baratos (trigo, soya, maíz para pollos, algodón, arroz, azúcar, leche, cebada-malta, etc.) o se rebajaban entre un 25% a 50% los precios al consumidor de la harina y el pan (por ejemplo, sosteníamos que la unidad de 40 gramos de pan francés debería bajar 25 a 15 o 20 céntimos de sol y la harina a las panaderías de S/. 2.10 a S/. 1.48 Kg), aceite (desde S/. 7 la botella), pollo (desde S/. 7.50 Kg), leche evaporada (desde S/. 2.50 la lata), arroz, azúcar, etc.

Pero las nuevas alzas de las cotizaciones internacionales -especialmente durante el segundo semestre del  año 2010- pese a que han subido los precios locales al consumidor han también reducido los márgenes de la industria en la mayoría de los casos. La volatilidad que sufren los precios al consumidor parece incluir también a los márgenes de la industria y los oligopolios pero dentro de una tendencia creciente a largo plazo. Esto nos obliga a profundizar el estudio y extender el período considerado para estimar márgenes “promedio” de períodos mayores  (esta vez fue de por lo menos, un quinquenio, el de 2005-2010).

-      Nuestras conclusiones y recomendaciones, pese a lo anterior, no han variado, siguen postulando:

-      Que el consumidor peruano no debe seguir  pagando precios que incluyen márgenes exagerados de ganancia para el oligopolio industrial.

-      Que no se siga pensando que la eficiencia de la industria alimentaria  consiste solo en minimizar costos privados (ya que se le permite importar con dólar barato y sin aranceles alimentos muy subsidiados como materia prima para elaborar alimentos básicos para la población peruana).

-      Que esta industria y sus importaciones no debe continuar  compitiendo  deslealmente contra la producción nacional agropecuaria y el empleo en casi todas las regiones.

 -      Que el Estado peruano no olvide que su objetivo es promover competitividad real y beneficios sociales con la inversión privada y minimizar costos sociales. Pero muy frecuentemente -como en el caso de la eliminación de aranceles y sobretasas- solo apoya la maximización de ganancias privadas a cualquier costo.

-      Que la industria y la agricultura peruanas merecen enfrentar mejores desafíos que seguir compitiendo  con importaciones subsidiadas en el Siglo XXI. ¿Hasta cuándo se va a seguir fingiendo que sectores del Gobierno, el Congreso, los Gremios Empresariales, la Cooperación Técnica Internacional y parte de los Medios de Comunicación y las Iglesias  combaten la pobreza y la exclusión social cuando deliberadamente omiten  señalar las causas de estos fenómenos porque perjudicarían privilegios de algunos?



[1] Véase M Lajo. “Alternativa Agraria y Alimentaria. Diagnóstico y propuesta para el Perú” [2] No parece haber una definición más suave a la conquista de mercados internos  de consumo  de masas mediante ventas a precios por debajo de su costo o la “donación” durante quinquenios de productos a los sectores más pobres –aunque productores de alimentos rurales. Lo que los anula como productores agropecuarios y los convierte en clientes eternos de programas “sociales” o de “inclusión”.