5/19/2009

EL RACISMO EN EL PERU ES PEOR QUE EN SUDAFRICA PERO –COMO ALLI-NO INVENCIBLE

Con ocasión de la agresión ejecutada por un periódico y dos de sus colegas contra la Congresista quechua Hilaria Supa se actualizó este tema. El siguiente es un extracto –solo modificado por lo que está entre paréntesis – de un artículo publicado con ocasión de la victoria antirracista de Mandela en Sudáfrica. Apareció en el periódico AREQUIPA AL DÍA, el 18 de Julio de 1994 y en LA REPÚBLICA de Gustavo Mohme Llona el 6 de Septiembre del mismo año. Es el artículo nº 71 del libro REFUNDEMOS LA POLITICA, publicado por CENES y presentado en la Universidad del Pacífico en Abril 1996.

Racismo es imponernos sin compasión un programa económico de ajuste liberal-inconsecuente, ineficiente y sin equidad, que ha diezmado a nuestro pueblo matando de hambre a millones de nuestros hijos y manteniendo en pobreza a quince millones del campo y la ciudad (Esto no es ninguna exageración: la hiperinflación del primer Gobierno de Alan García y su “remedio”el Fujishock del 9 de Agosto 1990 provocando la epidemia del cólera y hundiendo en la miseria a millones pero trasladando grandes ingresos a los monopolios y a políticos que les servían y sirven hasta ahora,2009) Los gobiernos criollos, belaundistas, alanistas o fujimoristas, son responsables del genocidio económico.

Racismo es imponernos un idioma y una educación que trata a nuestra cultura (idiomas originarios) y a nuestras costumbres como folklore en lugar de hacer de ellas el eje de construcción de un Perú profundo y universal, a partir de nuestras propias raíces.

Racismo es que mientras los estados europeos y norteamericanos subsidian a sus productores y a sus exportaciones agropecuarias, el estado llamado peruano subsidia las importaciones de alimentos extranjeros en contra de nuestra producción nacional.(Y lo hace para favorecer a los oligopolios importadores de alimentos subsidiados que se benefician de la competencia desleal contra nuestros agricultores y campesinos con el pretexto de atender con alimentos baratos a los pobres ).

Racismo es haber permitido –a menudo impasibles- que el pueblo andino haya sido masacrado en los últimos doce años por el terrorismo senderista y por el terrorismo del estado con treinta mil muertos (en realidad casi 70 mil como lo ha estimado la Comisión de la Verdad, aunque no les guste recordarlo a los colonialistas y racistas) , miles de desaparecidos y presos inocentes. Es un símbolo la desaparición de la Comunidad de Uchuraccay y la muerte en la cárcel de uno de sus comuneros que sin saber español fue acusado y condenado por el crimen contra los periodistas.

Racismo es no reconocer nuestro derecho a tener una representación política propia. Esta seria la única forma en que el estado criollo actual se transforme y llegue a expresar los intereses de nuestra nación y deje de ser instrumento de los poderes extranjeros y sus aliados locales, aprovechadores de todos los signos.

Sin embargo, los campesinos, trabajadores y empresarios del campo y las ciudades del Perú andino somos la base económica principal de la economía y la cultura del proyecto nacional peruano. Como en 1870, en la gran rebelión contra el ejército colonial de España. Como en la guerra de la independencia integrando el ejército patriota (que después construyó un estado criollo y no peruano). Como en la guerra con Chile, en los campesinos y las comunidades de la sierra central salvamos el honor de Perú, nunca nos rendimos ni escapamos del país como los hacendados y señoritos de la Lima virreynal.
Hoy como ayer los campesinos y agricultores peruanos, los peruanos del campo y la ciudad, resistimos a pie firme la agresión económica, la discriminación social y el intento de exterminio de nuestra cultura.
Hoy nos recuperamos de los terribles shocks y de la recesión de los años 88-94. Reconvertimos la producción para hacerla mas eficiente y competir reconquistando el mercado interno de alimentos y bienes de consumo de masas y luchando también en el mercado de la exportación.

Exigimos:

1.- Una constitución que se reforme para reconocer los derechos de las mayorías nacionales.
2.- Un programa económico que promueva la reactivación de la industria efectivamente competitiva y eficiente, de agro y la liberación alimentaría del Perú, sin dólar barato, crédito caro y con salario digno y empleo para todos.
3.- Pacificación con justicia social, para que ningún terrorismo (senderista o del estado) atente contra los derechos a la vida y al bienestar.


CENES. CENTRO DE ESTUDIOS NUEVA ECONOMIA Y SOCIEDAD
Av. República de Chile 549, Of. 203, Jesús María, Lima, Perú
Telf. 1-993781800 e-mail: cenes2007@yahoo.es
CONOZCA CENES Pg.Web.: www.cenes.20m.com Blog: mlajo.blogspot.com

1 comentario:

stefany dijo...

Racismo o Falta de aceptación de las propia raza?

En el Perú hay poquísima gente de piel blanca. Cuando les cuento a mis amigos(muchos de ellos europeos que alguna vez etuvieron en Lima) que en mi adolescencia pasé por episodios de adolescencia por ser morena, la mayoría se sorprende. "Si son todos indigenas allá", me comentan. Y yo les respondo, dile indio a un peruano verás que se ofenderá. Por eso afirmo que el racismo de ustedes, compatriotas, es en realidad un complejo de inferioridad y no saber aceptarse como lo que son o deberían ser, ciudadanos de un mundo que evalua a los individuos por sus talentos, no por sus características físicas. No viviría en el Perú por nada del mundo. No soy masoquista. Donde vivo todos me respetan y incluso hablando otro idioma todavía con un cierto acento, sé que tengo verdadera igualdad de oportunidades. Algo que mi país no ofrece. Son dignos de pena.